Nueva Sentencia sobre el Supremo. Aclarando la situación de la Plusvalía Municipal.
13/07/2018
Ver todos

Plusvalía del Ayuntamiento – la carga de la prueba es del contribuyente

La OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) ha emitido una nota de prensa el pasado día 11 de julio recordando la Sentencia del Tribunal Constitucional de 2017. Señala esta organización (OCU) que la misma ha sido objeto de matización por el Tribunal Supremo en su reciente Sentencia dada a conocer el pasado 9 de julio, quien ha venido a señalar que los artículos declarados nulos por el Constitucional adolecen de una nulidad parcial y, por lo tanto, son perfectamente aplicables, salvo que el contribuyente demuestre que la transmisión no ha puesto de manifiesto un incremento del valor del terreno.

“Además OCU señala que la sentencia se pronuncia sobre la carga de la prueba, es decir, quién tiene la obligación de probar si hubo ganancia o pérdida, el Tribunal Supremo considera, en primer lugar, que corresponde al usuario probar la inexistencia de incremento de valor del terreno transmitido; en segundo lugar, que a tal efecto, el contribuyente puede utilizar cualquier medio de prueba (siendo el más común las escrituras públicas donde consta de manera fehaciente la diferencia entre el valor de adquisición y el de transmisión); y, en tercer lugar, deberá ser la Administración la que pruebe en contra de dichas pretensiones si considera procedente la liquidación de la plusvalía”.

Es por ello que desde Recurre Online, les recordamos a todos que desde esta última Sentencia, sólo de deben recurrir aquellas liquidaciones recaídas en relación con el IIVTNU (Impuesto de Plusvalía del Ayuntamiento) cuando no se ha producido un efectivo incremento del valor de los terrenos y en este sentido, están preparados nuestros formularios. Es, además, una carga del contribuyente probar que dicho incremento no ha acontecido y que, por lo tanto, no procede la liquidación de este impuesto.

El Supremo ha señalado que para ello basta con cualquier prueba admitida en derecho. Deberían bastar, por tanto, las Escrituras Públicas de Adquisición y Venta, si bien no sólo estas, y teniendo presente que si se puede reforzar esta prueba con otra documentación como las tasaciones inmobiliarias de una y otra fecha, la garantía de éxito aumentará sin duda.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.